Y muchos mensajes de apoyo a su hija: Courage, Charlotte.
Dibujos de Paul Klee, de Dalí.
Le quedaba un mes para cumplir 63 años.A finales de los ochenta volvió a quedarse solo, esta vez por decisión propia.Vienen de cualquier rincón de Francia, pero también de Londres, de Nueva York, de Tokio.El último monstruo sagrado de la música francesa hizo construir la casa en 1967, sobre unas antiguas caballerizas.Aux armes et cetera: meurtrier.Cuando Jane le dejó, entró en la Casa Negra la nueva amante de Gainsbourg, Caroline von Paulus, alias.Salut Serge y, serge je t'aime."Abría la puerta un ayuda de cámara llamado Mamadou, negro y uniformado de negro.
En bate papo bol gay sexo salvador septiembre de 2006, Bertrand Delanoé, alcalde de París, y Renaud Donnedieu de Vabres, ministro de Cultura, acordaron calificar la casa de Gainsbourg como monumento histórico y encargar la dirección del museo a Jean Nouvel.
En mi primera visita, en el verano de 1991, todas eran ya declaraciones de amor, intraducibles juegos de palabras a su manera, apresurados retratos del artista."Paredes negras, techo negro, puertas negras, con marcos dorados.El manuscrito original.Anoté entonces: "Las que más abundan son.Carátulas originales de sus discos, fotos y más fotos, colecciones de placas policiales y de municiones.Charlotte, soit fière de lui".





Y Charlotte Gainsbourg sigue empeñada en convertir la casa en un museo a su memoria.
Junto a la entrada alguien ha escrito: J'espère qu'au paradis ils t'auront laissé un tabac ouvert.

[L_RANDNUM-10-999]